El fin del postureo en Instagram
Desde Feedback les contamos como esta llegando a su fin esta tendencia de los últimos años

Las generaciones cambian, de todos es sabido, y el marketing es una potente herramienta que debe afrontar cambios constantemente para adecuarse a los tiempos. Lo que antes quedaba como el típico «postureo de Instagram», ahora ya pasa a segundo plano, esto es lo que actualmente esta sucediendo con el modelo de comunicación que ofrece Instagram y como las nuevas generaciones están cambiando poco a poco el uso que le dan a la misma. Obsesionados durante mucho tiempo con los millennials, los expertos en comunicación están actualmente apresurándose para fijar su mirada en un nuevo público referente, y además, deben hacerlo rápido, estamos hablando de los centennials – también conocidos como la Generación Z – es decir aquellas personas que actualmente tienen entre 0 y 18 años, nacidos a partir del 2001 en adelante.

¿Cómo son los usos que le dan las nuevas generaciones a Instagram? Y ¿Por qué el fin del postureo en Instagram?

Un lugar donde los centennials pasan buena parte de su tiempo es Instagram, pero lo cierto es que la Generación Z utiliza esta red social de manera bastante diferente a la generación precedente, es decir, los millennials. Normalmente, cuando pensamos en Instagram nos viene a la mente a menudo el típico desayuno con café perfectamente coreografiado, o aquella foto de tus vacaciones en un entorno de ensueño. Sin embargo, las nuevas generaciones no utilizan la red social en clave estética y con un postureo como telón de fondo, se esta utilizando Instagram como una herramienta de autoexpresión donde no todo gira en torno a las fotos sino como agenda propia donde chatear y expresarse fundamentalmente en formato de texto. Las fotos perfectas están pasando a un segundo plano para la generación centennial, convirtiendo incluso, el postureo en Instagram, en una forma de expresión que forma ya parte del pasado.

Para la gente joven Instagram es una utilidad. Y la mayoría utiliza esta aplicación como una app para chatear.

Instagram es, para la Generación Z, un híbrido entre una lista personal de contactos, una aplicación para fiestas y eventos y una plataforma para compartir material escolar –debido a su edad – (y también memes por supuesto).

Para esta nueva Generación Z uno de sus principales divertimentos en Instagram son los influencers, que son portadores de muchísimo engagement en términos potenciales. Los influencers deben recibir el apoyo financiero de las marcas si éstas desean sacarles de verdad todo su jugo. Siempre es importante remunerar adecuadamente a los influencers si quieres realmente sacar todo su potencial y que la campaña que depositas en ellos tenga realmente un impacto y un seguimiento adecuado a tu plan de marketing. Por ello, el futuro de la comunicación en Intagram por parte de las marcas deberá seguir centrándose en Influencers, como actualmente estamos viendo en muchos campos, pero también sabiendo alzar la vista a la realidad, transmitiendo a través de textos y no dejarnos caer exclusivamente en la estética donde todo parezca excesivamente idílico y ensayado.

Instagram no es, de todos modos, la única obsesión de la nueva generación, se esta comenzando a notar un importante incremento en la app Google Docs y se estima que su crecimiento irá en aumento ofreciendo nuevas posibilidades y abriéndose más y más a lo que podríamos considerar casi una red social en potencia.  

Para las empresas siempre es importante conocer en profundidad las tendencias y anticiparse a la forma de comunicar para no quedarse obsoletos. No solo es importante en redes sociales con una buena gestión de las mismas y de su público, también se debe estar a la vanguardia en estilo visual y gráfico de la marca y conocer muy bien los estilos que se impondrán en los años venideros así como tener una web que cumpla esos requisitos estéticos pero también que se adapte al posicionamiento que marca el algoritmo de Google y a todos los dispositivos.

Entradas recomendadas